maternidad maternidad maternidad

Derecho a heredar

Tod@s somos conscientes de la importancia que tiene en nuestros días el derecho sucesorio, que se rige por el testamento, y que afecta a la esfera patrimonial del testad@r, preparando su decisión y regulándola en derecho, y de esta forma poder cumplir con los deseos del finad@.

En nuestro colectivo es de especial importancia dicha regulación, ya que muchos de nosotr@s podemos tener impedimentos familiares, empresariales o de cualquier otro tipo; Por eso intentamos concienciar a nuestros clientes en que otorgar testamento es imprescindible para regulación patrimonial de la pareja, para que los deseos de nuestros clientes se realicen a su fallecimiento sin problemas, previniendo posibles enfrentamientos familiares y evitando costes fiscales innecesarios.

En cualquier caso, tramitamos todos los procedimientos judiciales establecidos por nuestro ordenamiento jurídico, tales como la declaración judicial de herederos, el proceso de división de la herencia, intervención y administración del caudal hereditario, incapacitaciones, tutelas, etc.

La regulación de sucesiones es compleja ya que coexisten varia Leyes, Código Civil, Ley de la Comunidad Valenciana 14/2005, Ley General Tributaria y Ley de Enjuiciamiento Civil.

En la Comunidad Valenciana la Ley 14/2005, de fecha 23 de diciembre, sobre medidas fiscales, de gestión administrativa y financiera, y de organización de la Generalitat, establece recoge las siguientes reducciones en transmisiones “inter vivos”:

1. Adquisiciones por hijos o adoptados menores de 21 años, con patrimonio preexistente inferior a 2.000.000 de euros: 40.000 euros, más 8.000 euros por cada año menos de 21 que tenga el donatario, sin que la reducción pueda exceder de 96.000 euros.
2. Adquisiciones por hijos o adoptados de 21 o más años y por padres o adoptantes, con patrimonio preexistente inferior a 2.000.000 de euros: 40.000 euros.
3. En las adquisiciones por personas discapacitadas, con un grado de minusvalía igual o superior a1 65%, cualquiera que sea su grado de parentesco con el donante, 240.000 euros. Si la adquisición es por personas discapacitadas, con un grado de minusvalía igual o superior a1 33%, que sean hijos o adoptados o padres o adoptantes del donante, 120.000 euros.

La aplicación del punto 3) es compatible con las de los puntos 1) y 2) y para que surtan efecto el donatario ha de tener su residencia habitual en la Comunidad Valenciana a la fecha del devengo del impuesto. Las adquisiciones deben realizarse mediante documento público.

La Comunidad de Madrid por el contrario ha implantado la bonificación del 99% en la cuota que ha implantado, por lo que se sitúa a la cabeza de las Comunidades Autónomas en bonificaciones.

El Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones grava tanto las transmisiones hereditarias como las donaciones. Sobre este Impuesto legislan el Estado y las Comunidades Autónomas. Por otro lado, nos encontramos con los territorios forales (País Vasco y Navarra) que tienen una regulación propia de este Impuesto dentro del marco de sus competencias exclusivas sobre el mismo.

En caso de sucesiones será aplicable la normativa de la Comunidad Autónoma en la que tuviera su residencia habitual el causante, mientras que en donaciones lo será la de la Comunidad Autónoma de residencia del donatario, salvo en donaciones de bienes inmuebles que será la de la ubicación del mismo, circunstancia que tiene importancia a la vista de la diferente normativa existente en cada Comunidad Autónoma.

Respecto al impuesto de las sucesiones mediante la creación de una bonificación en la cuota, varias Comunidades han eliminado prácticamente, el Impuesto cuando heredaran los parientes más próximos al causante. Así lo han hecho Castilla y León, Madrid, La Rioja, Murcia, Valencia e Islas Baleares que minoran la cuota a pagar en un 99% si el heredero es descendiente del causante y menor de 21.

La Rioja ha ido más allá y aplica esta bonificación a los descendientes mayores de 21 años, cónyuge y ascendientes del causante. A su vez, Castilla la Mancha bonifica la cuota en el 95% para los descendientes del causante menores de 21 años, y en el 20% para los mayores de 21, cónyuge y ascendientes del causante.

En el Código Civil se regulan tanto la herencia como el testamento, así el testador no siempre es libre para dejar sus bienes como quiera. Existe la obligación legal de dejar la legítima a los descendientes, ascendientes y cónyuge, según los casos, denominados por ello herederos forzosos.

Pero hay que tener en cuenta que las normas no son iguales para toda España. Existen determinados territorios que tienen unos derechos especiales, históricos, llamados “Derechos Forales”, que regulan de modo diferente todo lo relativo al testamento y a las herencias. Son básicamente, Cataluña, Aragón, Navarra, parte del País Vasco y Baleares. Para el resto rige el Derecho común que básicamente se resume en:

Artículo 806 C.C

Legítima es la porción de bienes de que el testador no puede disponer por haberla reservado la ley a determinados herederos, llamados por esto herederos forzosos.

Artículo 763 C.C

El que no tuviere herederos forzosos puede disponer por testamento de todos sus bienes o de parte de ellos en favor de cualquiera persona que tenga capacidad para adquirirlos.

El que tuviere herederos forzosos sólo podrá disponer de sus bienes en la forma y con las limitaciones que se establecen en la sección quinta de este capítulo.

Artículo 807.

Son herederos forzosos:

1. Los hijos y descendientes respecto de sus padres y ascendientes.
2. A falta de los anteriores, los padres y ascendientes respecto de sus hijos y descendientes.

Respecto de la viud@ si el testador tiene hijos o descendientes, tiene que dejarle un tercio de la herencia en usufructo. – Si concurre con ascendientes sólo, tiene derecho al usufructo de la mitad de la herencia. – Si no hay ni descendientes ni ascendientes, tiene derecho al usufructo de dos tercios de la herencia.

Esto es totalmente obligatorio para el testador. Sólo se puede privar a estas personas de sus derechos en casos de desheredación, regulados en el Código Civil y muy poco frecuentes en la práctica. Pero fuera de estos límites se puede dejar la herencia como se quiera.

Artículo 834.

El cónyuge que al morir su consorte no se hallase separado de éste judicialmente o de hecho, si concurre a la herencia con hijos o descendientes, tendrá derecho al usufructo del tercio destinado a mejora.

Artículo 837.

No existiendo descendientes, pero sí ascendientes, el cónyuge sobreviviente tendrá derecho al usufructo de la mitad de la herencia.

Artículo 838.

No existiendo descendientes ni ascendientes el cónyuge sobreviviente tendrá derecho al usufructo de los dos tercios de la herencia.

Artículo 839.

Los herederos podrán satisfacer al cónyuge su parte de usufructo, asignándole una renta vitalicia, los productos de determinados bienes, u un capital en efectivo, procediendo de mutuo acuerdo y, en su defecto, por virtud de mandato judicial.

Mientras esto no se realice, estarán afectos todos los bienes de la herencia al pago de la parte de usufructo que corresponda al cónyuge.

Por último cabe que el finad@ muera sin testamento, habrá que instar el procedimiento judicial de abintestato, lo que se denomina una “declaración de herederos”, que es un documento público que define quiénes son los parientes con derecho a la herencia según las reglas antes vistas. Si no se ha hecho testamento, hay que formalizar lo que se denomina una “declaración de herederos”, que es un documento público que define quiénes son los parientes con derecho a la herencia según las reglas antes vistas.

¿Quiénes son los herederos a falta de testamento ?

1. Si el fallecid@ tiene hij@s, su herencia se divide entre todos sus hij2s por partes iguales. Si alguno de los hij@s ha muerto antes que el padre, hay que diferenciar:
* Si este hij@ tenía a su vez hij@s, les corresponde a estos por partes iguales la parte que le tocaba a su padre o madre.
* Si el hij@ muerto no tenía hij@s, la herencia se divide sólo entre los hijos que viven a la muerte del padre.
2. Si el fallecid@ estaba casado al cónyuge le corresponde sólo el usufructo de un tercio de la herencia, además, de la mitad de los bienes que sean gananciales.
3. Si no tiene hij@s, el orden es el siguiente:
* A sus padres, por partes iguales si viven los dos, o si sólo vive uno, todo a él. Si no hay padres pero sí abuel@s o ascendientes más lejanos, a éstos.
* En este caso al viudo le corresponde el usufructo de la mitad de la herencia.
* Si no viven sus padres ni tiene ascendientes de ningún tipo, el viud@ será el únic@ hereder@.
* Si ni viven sus padres ni tiene cónyuge al momento de su muerte: a sus hermanos e hijos de sus hermanos, y a falta de éstos a sus tíos, y si no tiene hermanos ni tíos, a sus primos carnales. Sólo si no tiene ninguno de los parientes antes citados, en definitiva, si muere sin testamento y sin parientes, hereda al Estado.

Si según la ley los herederos son otros (hermanos, hijos de hermanos o parientes de grado más lejano), la declaración de herederos la tiene que hacer el juez, previos los trámites previstos en la ley.

Esperamos que este resumen te sea de utilidad, y que puedas hacerte una idea del funcionamiento establecido para donaciones y sucesiones.

Desde esta web te ayudamos en todos los trámites, tanto para solucionar lo ya sucedido de la mejor forma, tanto por los cauces judiciales como por los extrajudiciales buscando siempre la forma menos gravosa posible; Sin embargo la regulación desde un principio de la esfera patrimonial y todo lo que ello conlleva, es mucho más fácil y económica regulándola por expertos en la materia, ayudándote a configurar tus negocios jurídicos acoplándolos a tus deseos y a la legalidad vigente. Tenemos que ser conscientes que ningun@ vivimos eternamente, que tenemos bienes, muebles o inmuebles, nóminas, cuentas corrientes, y que desgraciadamente en muchas ocasiones nuestras parejas o hij@s no son bien vistas por la familia e incluso sociedades patrimoniales de las que formamos parte y se nos excluye con subterfugios. El derecho no quita nada a nadie, pero si lo hace si dichas cuestiones no se encuentran reguladas conforme a Ley. Te asesoramos y ayudamos en la toma de tan complejas decisiones, ajustándolas a la legislación vigente y te tramitmos cualquier procedimiento relacionado con los mismos.

Los comentarios están cerrados.